El evento de Marketing Online de Joan Boluda (EMO)

Introducción

Joan Boluda es un conocido marketer español, que partió como un pequeño consultor de marketing online hace aproximadamente cinco años, el cual un día comenzó a publicar un podcast con un título muy sencillo “Marketing online”. Todo normal hasta que vemos que publica un capítulo de 20 minutos aproximadamente cada día. Algunos de los podcasters más veteranos como Fran Madrillano, miembro del equipo de soporte de Boluda.com, pensaban “este tío no aguantará mucho tiempo así”, pero se equivocaban. No solo duró, sino que han pasado ya 5 años y continúa publicando cada día, tres hijos y dos eventos de marketing online después.

Además, poco tiempo después de comenzar este podcast lanzó una plataforma de cursos con un formato de negocio poco conocido en aquel momento, el membership site, en la cual, por 10 €/mes podías hacer cursos de WordPress y marketing online con el único límite del número de cursos existentes en la plataforma. Hoy día, hacer todos los cursos de un tirón podría llevar años.

Chico de la cultura EMO

En 2017 Joan plantea en un capítulo de su podcast una pregunta clara: “Habéis hecho mucho por mí, y me gustaría saber qué me gustaría hacer yo por vosotros”. La respuesta por parte de la audiencia fue clara: un evento donde poder compartir con él un día de formación y conocerlo en persona.

Dicho y hecho, el 20 de octubre de 2017 se celebró el #EMO17 (lo del hashtag fue un cachondeo en aquel momento, porque generó muchas confusiones con convenciones de chavales de la tribu Emo o algo así).

Qué hay que hacer antes de un evento de marketing

No voy a extenderme demasiado en este tema, porque os recomiendo que leáis el artículo que ya escribió el año pasado a este respecto James Kockelbergh.

Pero básicamente, hay un pre-evento que es tan importante como el propio evento y el post-evento.

El pre-evento

Una de las primeras cosas que hay que tratar de hacer, si es posible, es tratar de contactar con otros asistentes que sepas que van al evento, ya que eso te va a facilitar un poco las cosas.

En mi caso, en el Evento de Marketing Online (EMO) 2017, Joan mandó previamente una lista con los correos y los nombres de los asistentes, y a qué se dedicaban. Esto permitió hacer contactos previos.

Pero además, mi amigo y compañero Samuel Acera creó un grupo de Facebook, que a día de hoy sigue funcionando, llamado Soy Boluder. Gracias a esto pudimos quedar la noche de antes con otros asistentes como James Kockelbergh, a Sara González Cuesta, una granadina afincada en Inglaterra en aquel momento, David Moral (hoy día conocido por el podcast “Quédate con el cambio sabandija asquerosa”), Lázaro, entre otros. Lo pasamos muy bien y sirvió para crear un grupito que funcionó muy bien el resto del evento y con los que lo pasé muy bien.

Sin embargo, en el pre-evento de 2018, los movimientos se dieron de otra manera, es decir, existían los contactos creados ya el año pasado, pero Joan no pasó lista de asistentes. Yo contacté con gente a través de otros grupos de Telegram donde coincidimos, y a través del grupo Soy Boluder nos organizamos un poco. También resultó muy útil mi participación como organizador de la WordCamp Granada de 2018 para contactar con otra gente. Con el mismo Joan pude hablar cuatro días antes del evento gracias a que nos entrevistó a mi compañero de la organización David Pérez y a mí en su podcast WPRadio.

Es curioso ir descubriendo poco a poco cómo unos y otros hemos ido contactando entre nosotros de múltiples formas.

Para cuando llegamos a Madrid se nos había acumulado el ocio. Por lo pronto, el jueves ya tenía dos planes por la tarde. Por un lado, sobre las 17h, habíamos quedado los Boluders del grupo de Facebook de Samuel Acera, y por otro, sobre las 19h (7 y 7 para ser precisos), quedamos los Sabandijers, el grupo de seguidores de Álvaro y David Moral, los autores del fantástico podcast Quédate con el cambio sabandija asquerosa.

Ambas quedadas se produjeron en el hall del Novotel Madrid Center, y Samuel y yo llegamos tarde a la primera, así que me acerqué a saludar a los Sabandijers, donde pude conocer por fin a Esther Solá, a la cual seguía desde hacía tiempo, coincidíamos en el telegram de “Quédate con el cambio”, pero todo virtual.

Además, por allí circulaba Boluda y pude acercarme a saludarlo, no obstante estaba tan liado en la preparación del evento que la cosa fue muy fugaz.

Finalmente, el grupito de los boluders decició moverse y nos fuimos a cenar, y se unieron Lucie Pellier, Miquel Gabarró, responsable de la comunidad Be Suricata, y también a Carlos M. Díaz Honrado. Estos como nuevas incorporaciones al grupito del año pasado, en el que se encontraban James Kockelbergh, Sara González, Viviana Vázquez, Lázaro y por supuesto Bohdan, un fantástico diseñador web afincado en Barcelona.

La suma de la amistad creada el año anterior con una parte del grupo que formaba un núcleo duro, junto con las nuevas incorporaciones, ha permitido este año hacer más potentes las interacciones entre nosotros. Algunos de ellos ya colaboran juntos en proyectos, y esta confianza se transmite a los demás, facilitando la posibilidad de nuevas colaboraciones.

El evento

En 2017, cuando Samuel Acera y yo llegamos al Novotel Madrid Center, lugar donde se celebraba el evento, entramos y recogimos las acreditaciones, y lo primero que me sorprendió al girar para entrar a la enorme sala en la que se desarrollaría el evento, fue encontrarme de cara al propio Joan Boluda, que nos recibía uno a uno. Eso me impactó y lo vi un gesto muy admirable por su parte.

En 2018 la cosa fue bien distinta, Joan no estaba en la puerta, evitando probablemente apelotonamientos y atascos antes de empezar. De nuevo, al entrar, se dio la magia de las desvirtualizaciones, ya que pude conocer por fin en persona a Nilo Vélez, el cual está conmigo de voluntario en el equipo de comunicación de WordCamp Granada 2018, y también a Flavia Bernardez, miembro del equipo de soporte de Boluda.com, con la que ya había charlado a través del telegram de los Sabandijers. 

Aún me sorprendo lo fáciles que resultan los encuentros de personas que no nos hemos visto nunca, y que nos conocemos por podcasts, grupos, etc.

El programa de charlas

Con respecto al programa, fue muy diferente el de 2017 al de 2018. En la primera edición, el evento se desarrolló a lo largo de todo el día a modo de entrevistas en el escenario del Late Night Show, con una banda fantástica que tocaba los acordes de la sintonía del podcast (la cual no ha cambiado en sus cinco años de vida, y que todos los Boluders identificamos inmediatamente). Los momentos de networking se desarrollaron durante el desayuno, la comida y cuando finalizó la serie de entrevistas sobre las 19h. Por supuesto, hubo salidas y entradas de la sala, y ahí también se dieron conversaciones.

Sin embargo, en 2018 el programa se redujo hasta las 17:30 h, y el networking se extendió todo lo posible.

En esta segunda edición, el maestro de ceremonias fue Álex Martínez Vidal, que le dio un punto muy fresco al evento con sus apariciones. Por otro lado, puesto que Joan no había estado recibiendo en la puerta esta vez, se esperaba entrada triunfal. Así fue, Álex hizo una especie de “conexión” con Joan, que aparecía durmiendo en su casa, salía corriendo desde Mataró y, tras dar un sinfín de vueltas que hicieron el video un tanto largo, terminó apareciendo tras el público con su energía habitual.

Joan Boluda junto a Álex Martínez-Vidal en el Evento de Marketing Online

El primer invitado fue Mario Rubio, un fotógrafo que junto a otros grandes fotógrafos como Antonio Prado, ha creado el proyecto Fotografía sin límites. Nos contó cómo pasó de ser funcionario a vivir de su pasión por la fotografía nocturna.

Le siguieron dos chicas, Leire y Estefanía, creadoras de Papiroga, una marca de complementos de moda. Nos contaron cómo han ido dando maletazos por el mundo hasta llegar a triunfar con su proyecto.

Una mejora en el evento de 2018 fue el tiempo de desayuno, esta vez de una hora, lo cual permitió más networking. Aquí me reencontré con Ignacio Jaén, consultor de Branding y autor del podcast “Le damos al Branding”. 

Pero luego vino un invitado que a muchos nos desconcertó. A ver, esto puede que no todo el mundo lo entienda, pero los que seguimos a los personajes del marketing desde hace tiempo, conocemos a Frank Scipion y su trayectoria. Fue uno de los pioneros en España con su blog lifestylealcuadrado. Pero su trayectoria y su perfil para nada cuadra con el de Joan Boluda. Éste ha desarrollado su trayectoria profesional como consultor de marketing online primero, y como podcaster y formador poco después, picando piedra sin descanso. Sin embargo, Frank Scipion, que también ha picado piedra como el que más, tomó otra trayectoria más enfocada a enseñar a vivir de un blog. Yo mismo lo seguí durante mucho tiempo y estuve a punto de hacer alguno de sus cursos. No obstante, llegó un momento en que entró en la espiral de los lanzamientos de cuatro cifras, y poco a poco fueron saliendo sus pupilos con lanzamientos aún más caros y el panorama se llenó de newsletters y landings eternas y funnels de conversión insondables que hacen nublar la mente al más pintado.

Franck Scipion entrevistado por Joan Boluda en el EMO2018

Por resumir, en esta charla ocurrieron cosas que hicieron que me lo pasara muy bien, y que remito al podcast resumen del evento de “Quédate con el cambio”, donde Álvaro y David lo cuentan mejor de lo que puedo hacerlo yo aquí.

Con los nuevos invitados volvimos de nuevo a la realidad, se trataba de Eva de Cocoro y Valentí Acconcia, que nos contaron cómo surgió gracias al crowdfunding el proyecto de lencería femenina para los días de regla.

Cuando llegó Mon (Country Manager de Siteground), yo tuve que hacer un receso mental después de lo acaecido durante la charla de Franck Scipion, y aproveché para charlar un poco con Flavia Bernardez. Pasamos un rato muy agradable, donde pude conocer un poco mejor el soporte de Boluda.com por dentro y donde charlamos de cosas varias, además de comentar el episodio con Scipion, del que ella fue testigo.

Y con el mediodía (horario inglés) llegó el almuerzo de networking, esta vez un buffet, que permitía a la gente moverse por las mesas y conocerse mejor. De nuevo, se reforzó el networking.

Y tras el almuerzo llegó la última ponencia, a cargo de Joan Boluda, que desnudó Boluda.com ante nosotros a nivel de analíticas. De nuevo el mensaje quedaba claro, hay que picar piedra, lo cual hacía más incomprensible la presencia allí de Frank Scipion. Especialmente cuando Joan le dio un palo a las landings eternas en las que te dicen “esto es para ti si.., esto no es para ti si…”. No es posible saber cómo le sentó aquello al bueno de Frank, porque su expresión es imperturbable.

Tras la entrega de los premios emprende online, en la que este año pillaron también los finalistas, que van a tener también como socio a Joan, hubo una sesión de preguntas con él. Y, no sin retraso, comenzó el tiempo de networking, en el que se habían preparado numerosas actividades como speed networking, mesas de expertos, un fotomatón, un videomatón…

Si queréis escuchar un buen resumen del evento, podéis hacerlo en el episodio que grabamos al día siguiente Samuel Acera y yo para su podcast “Aún Puede ser”.

Networking

La diferencia con el evento del año pasada fue palpable, una clara apuesta por el networking, y unas charlas que (bajo mi punto de vista), fueron desiguales en calidad, quizá menos intensas que las del año pasado, que nos dejaron el cerebro completamente exhausto.

Como la otra vez, Joan se fue fuera y, con una larga cola, fue recibiendo uno a uno a los asistentes, escuchando sus proyectos, sus problemas y lo que se terciase. De hecho, yo no pude quedarme a hablar con él, así que le saludé y me fui a cenar con los compañeros del grupo mencionado anteriormente. 

De nuevo, la parte lúdica del evento propicia encuentros interesantes. Con nosotros estuvieron Nahuai Badiola, Esther Solá, Álex Martinez-Vidal, que se unió a nosotros, y la nueva adquisición: Anastasia Savelieva, una chica rusa afincada en Barcelona con la que nos divertimos mucho.

Cena del sábado después del EMO2018

Repetición del circuito del año pasado tratando de encontrar un lugar donde copear para recalar de nuevo en el Novotel Madrid Center, lugar del evento, donde nos unimos a los Sabandijers. 

Algunos de los Sabandijers que estábamos en el Evento de Marketing online

Sorprendentemente, Joan acababa de llegar de firmar (a las 23:00 h), y empezó una reunión post-evento con su equipo que terminó casi a las 2:00h. Este hombre es incombustible.

Lo pasamos genial Sabandijers y Boluders (realmente creo que se creó un buen tandem), con Bosco Soler, Álvaro, Esther, etc.

El post-evento

El post-evento es básicamente un resacón mental de mil pares de narices que te hace darte cuenta de la intensidad de lo que has vivido. En mi caso, como Samuel y yo compartíamos habitación, los dos años, el domingo grabamos el episodio de su podcast Aún puede ser, en el que contábamos cómo había sido para nosotros el día anterior.

Los dos años hicimos un pequeño resumen de lo que habíamos vivido, y como fuimos los primeros, recibimos una barbaridad de feedback por parte de todos los que habíamos mencionado. Ni qué decir tiene la visibilidad aportada por esta acción, pero sobre todo, esto ayuda a crear vínculos entre las personas que hemos vivido juntas la experiencia, que al final es lo que importa.

Si algo he de decir que me llevé del evento tanto en 2017 como en 2018 fue las relaciones y los vínculos creados: lo humano. Las charlas están ahí y perdurarán en youtube, pero los contactos son algo que merece mucho más la pena.

Especialmente he de destacar 2017, en el que una de estas relaciones establecidas cambió mi vida. Unos días después del evento, recibí una propuesta por parte de James Kockelbergh para ser mi mentor. De esto hablaré algún día, cuando llegue el momento, pero resumiendo mucho, si bien a priori me había descartado como mentorizado, en el primer momento, allí se dio cuenta claramente de que yo necesitaba de sus servicios. Me ayudó desde noviembre hasta final de curso a cambiar muchas cosas que no funcionaban de mi trabajo. Y, si bien, todavía estoy en el camino, solo puedo estarle agradecido por todo lo que me ayudó en sus intensas sesiones por Skype. Hoy día puedo decir que soy otro después de coincidir con James en el primer evento de Boluda.

James Kockelbergh

Conclusiones

Después de todo esto, alguien muy excéptico y nada proclive a este tipo de saraos me preguntaba si merece la pena pagar 100 € por algo como el Evento de Marketing Online de Joan Boluda u otro similar.

Yo creo que sí, precisamente por lo humano, porque podemos desvirtualizar a mucha gente muy interesante, por los vínculos que se crean, por los negocios que pueden surgir, y por mil cosas más.

Al menos yo lo creo así del evento de Boluda, que a día de hoy tiene una comunidad sincera, honesta, que sigue un mensaje claro de que el único camino es picar piedra, etc. El día que hablemos de lanzamientos con funnels de venta infinitos y landings largas como un domingo sin dinero, ya estaremos hablando de otra cosa.

4 comentarios en «El evento de Marketing Online de Joan Boluda (EMO)»

    • Qué menos que regalar unos enlacillos de mi super-blog revientagoogles.

      No, gracias a vosotros, ha tenido muy buena acogida el artículo y me ha hecho mucha ilusión que me comentes tú y también que lo haya hecho Joan. También sé que lo ha leído gente que no es muy seguidora de este sarao y me han dado muy bien feedback, así que estoy muy contento.

      Un abrazo y nos vemos en los skypes.

      Responder
  1. ¡¡Madre mía, peazo review, Jesús!! ¡Esto es un monográfico de valoración constructiva como la copa de un pino! De verdad, así da gusto.

    Qué pena no haber podido estar en esa cena, con ese pedaaaazo de grupo de profesionales… Pero claro, acabé de firmar a las tantas, y luego siempre hacemos la reunión “post-evento” con el equipo, en caliente, para apuntar lo más clave. Pero vamos, eso se soluciona rápido con una mini quedada, ¿eh? Podemos aprovechar una WordCamp para luego cenar juntos, y listos 🙂

    Me encanta que destaques todo lo del factor humano, pues precisamente le hemos querido dar prioridad en este evento, tanto con los testimonios (ya viste el caso de Cocoro o de Papiroga, lo que les costó) como en mi charla, en la que compartí mi Analytics y dije todo lo que pienso sobre esas landings quilométricas, como ya pudiste apreciar 🙂

    ¡Un suuuper abrazo! Y seguimos 😉

    Responder
    • Muchas gracias Joan,

      me hace mucha ilusión que te lo hayas leído. Lo escribí tal cual lo sentí, así que seguramente se me hayan pasado detalles (espero que no, porque el artículo es más largo que la cola que tenías el sábado), y siento si alguien se ha podido sentir mal con algo que haya dicho (trato de ser sincero). Espero que esto último no haya sido así.

      Nos habría encantado tenerte en la cena, pero sé que eso habría sido casi imposible, porque se nos habría metido allí hasta el apuntador, y no había restaurante para tantos. Eso sí, a pesar de ir al Palacio del Jamón, me comí una parrillada de verduras que lo flipas. Bueno, en su defecto, cenó Álex con nosotros, el cual come preocupantemente rápido.

      Lo dicho, muchas gracias, y hasta pronto.

      Responder

Deja un comentario