WordCamp España Online 2020, vernos en tiempos de confinamiento

Esta semana se ha celebrado la primera WordCamp España Online 2020. Hay mucha gente que no sabe que, aunque ya hubo en su momento varias ediciones de WordCamp España, a un punto dejaron de permitirse las WordCamps a nivel nacional para dar paso a las WordCamps locales.

Tan solo Estados Unidos tiene el “permiso especial” para poder celebrar una WordCamp de país, por lo demás, los eventos más grandes que se permiten son WordCamp Europe, WordCamp Asia y, por supuesto, WordCamp USA, como acabo de decir.

La razón de ser de una WordCamp España Online

Estaba claro que solo unas circunstancias especiales podían permitir y dar lugar a que se celebrase este evento con un carácter tan extraordinario. En este caso se trató de la crisis del COVID-19.

Para poner un poco en antecedentes, veníamos de haber celebrado WordCamp Chiclana en febrero, y WordCamp Málaga a principios de marzo. En la primera ya hubo algún asistente con síntomas, que hoy se habrían hecho sospechar, pero en aquel momento estábamos en ese punto en el que pensábamos que “el bicho” nunca llegaría a España.

A WordCamp Málaga ya bajamos algunos con un poco de miedo en el cuerpo. De hecho, yo me planteé en algún momento no ir, pero me pudieron las ganas.

Cinco días después de aterrizar en Málaga, ya en Granada y a las puertas de celebrar una meetup con 120 personas inscritas, yo desarrollé algunos síntomas leves que indicaban que podía ser el coronavirus, el cual no terminábamos de creer que llegara nunca aquí.

De hecho, ahí fue cuando tomamos conciencia de lo que estaba ocurriendo, y decidimos en la comunidad de Granada cancelar el evento. Esto era un jueves, y el domingo se decretaba en España el estado de alarma por COVID-19, y quedábamos todos confinados en casa o en donde nos hubiese pillado.

La siguiente WordCamp a Málaga era la de las Palmas, que esa semana ya había anunciado su cancelación, con todo preparado. De hecho, se puede decir que Málaga celebró su evento de puro milagro.

“Nos merecemos celebrar una WordCamp”

En las conversaciones de Slack de la comunidad WordPress de España se sucedían los mensajes de desconcierto, desaliento y frustración al ver que se caía todo el calendario de eventos del año. Cerca estaban Madrid, Cartagena…

Al principio se fueron cancelando las más cercanas, pero poco a poco fuimos entendiendo que esto era grave, pero además, las indicaciones que daban desde WordCamp Central eran claras, en 2020 no se celebraría ninguna WordCamp presencial más.

Entonces en esas conversaciones, fue Fernando Tellado (creo que no me equivoco) quien lanzó la frase famosa: “nos merecemos celebrar una WordCamp”. Hubo un claro momento “sujétame la copa, que no hay huevos”, y Rocío se encargó de consultar con WordCamp Central si sería posible hacer una WordCamp España Online. Y nos dieron el permiso.

Entre medias, hubo dos WordCamps en Estados Unidos que se transformaron en WordCamp Online, fueron las de Santa Clarita (California) y San Antonio (Texas). Pero quizá fue de aquella manera. yo mismo me apunté a la de San Antonio, y he de decir que prácticamente ni me enteré por el correo de que se celebró. De hecho, se me pasó y no asistí a nada.

Pero no se había hecho ninguna WordCamp completa, con su contributor, con “pasilleo”, etc.

Pues dado el permiso, hacía falta un líder, y como el de la copa había sido Pablo Moratinos, pues le dijimos que tirara, que a nosotros nos daba la risa, y como buen vasco, allí que se tiró camiseta pecho lata (de WordCamp, eso sí).

El equipo de WordCamp España 2020

El siguiente paso fue la elección del equipo. Y como no nos falta gente con ganas en la comunidad española, Pablo tiró de criterio y empezó a formar lo que se dio en llamar “la selección española de organizadores de WordCamps”.

Equipo completo WCES 2020
“La selección española de organizadores de WordCamps”

La selección española de organizadores de WordCamps

El nombre puede parecer rimbombante, pero es que le va al pelo. Con un líder que había liderado, a su vez, WordCamp Irún dos años seguidos, una de los eventos más pequeñitos, pero de los más sonados, el equipo tenía que ir acorde.

Creo que fue un acierto muy grande apostar por una organización que no fuese totalmente horizontal. Como el tiempo de organización iba a ser record, se escogieron los jefes de equipo. Éstos a su vez escogieron a los miembros de su equipo.

En las reuniones con toma de decisiones estaban los jefes de equipo, y solo en algunas puntuales estuvimos todos, para conocernos un poco más.

Los equipos fueron los siguientes.

Equipo de streaming

El equipo básico en este caso, y sin el cual no habría posibilidad de WordCamp era el equipo de streaming, y Pablo eligió a Julio de la Iglesia. La elección era obvia, Julio, socio de Desafío digital, tiene el culo pelao de grabar WordCamps, es un profesional como la copa de un pino y serio en su trabajo.

Pero la seriedad se queda aquí, porque el equipo se completó con Nilo Vélez, al que conoceréis por producciones como “La historia de WordPress” (que desbancó al mismísimo Matt de la portada de wordpress.tv); “Hello Dolly en dos minutos” o el making off sobre el equipo de seguridad de WCES. Os dejo su trabajo aquí.

La Historia de WordPress (2019)
Hello Dolly en dos minutos (2020)
Debug Duck Army (2020)

El otro contrapeso que faltaba para contrarrestar la seriedad de Julio era Francesc Barbero (alias Frunkins), cuyo trabajo es indescriptible en sus stories de instagram. Indescriptible porque no he llegado a entender ni uno solo de ellos. Pero un pedazo de profesional al fin y al cabo.

Equipo de patrocinios

El primer fichaje granaíno para la Selección fue David Pérez, cuya maña para sacarle pasta a los patrocinadores es legendaria. También es legendaria su capacidad para meterse en fregaos y meternos a los demás, pero con él lo hacemos con gusto.

Aunque aquí no se planteaba al principio la necesida de ganar pasta, se decidió contar con los patrocinadores, y aquí es donde entraba en juego David.

Junto a David estaba Miguel Ángel Terrón (alias Materrón). Juntos fueron artífices de la llamada a patrocinadores más rápida de la historia, de hecho, los patrocinios “caros” se habían terminado en 7 minutos. Hubo alguno que, por cambiar pañales, se quedó fuera del grupo alto de patrocinios y tuvo que conformarse con las colaboraciones (un patrocinio pequeñito pero altamente rentable, dada la visibilidad del evento).

Equipo de contenidos

Aquí viene otro de los grandísimos aciertos de la WCES, dividir la difusión del evento en dos equipos: marketing y contenidos. Yo, que he llevado durante dos años la comunicación de WordCamp Granada, sé lo difícil que es generar contenido y a la vez llevar redes sociales y dar difusión al evento.

En este caso, el equipo de contenidos no podría haber sido capitaneado por nadie mejor que el gran Fernando Tellado. Creo que nadie ha escrito en el mundo más que él sobre WordPress. El equipo de documentación global de wordpress.org ha estado a punto de tirar la toalla varias veces ante la capacidad de publicación de Fernando.

Fernando eligió como mano derecha a Eva García Gallego, otra granadina, aunque afincada en Madrid, que juntos han sido la voz de la WordCamp, que tanta vida nos han dado al equipo de marketing.

El equipo de marketing

La tercera granadina en discordia fue la elegida para dar la difusión desde el equipo de marketing. Hace dos años fue voluntaria en WordCamp Granada, en 2019 ya era la responsable de voluntarios y en 2021 será la líder de nuestra WordCamp, que esperemos se pueda celebrar como es debido.

Sacra Jáimez es una profesional como la copa de un pino. Su forma de trabajar abruma a cualquiera, y Pablo, que tiene un ojo clínico brutal, no lo dejó pasar por alto.

Sacra eligió a Carlos M. Díaz, un marketero de formación y de vocación, pero un frikazo de tomo y lomo. Y un poquito cabroncete, por qué no decirlo (Carlos, tu y yo sabemos por qué ;D ).

Y aquí para compensar tanta profesionalidad, Sacra decidió tirar de un servidor. Y como quedó escrito en mi artículo sobre WCGranada, si Sacra me pide que me tire por un tajo WordCampero, pues ya me puse a pedirle a Dios que fuera bajero. Me dijo “¿puedo contar contigo para organizar WordCamp España Online?”, y aunque algo racional dentro de mi decía “no te metas…”, dije un sí rotundo del que no me arrepiento para nada. Ella no sabemos…

Juntos hemos sido el altavoz de la mayor WordCamp del mundo hasta la fecha, y eso pues le sube un poquito el ego a uno.

El equipo de ponentes

El equipo de ponentes recayó sobre los hombros de Roberto Vázquez (alias Weiko), de la comunidad de Valladolid. Un tío que está muy ligado a la comunidad granadina desde el principio y que ha capitaneado la llamada a ponentes más loca que he visto en mi vida. Los números marean por el número de propuestas recibidas, por el número de países de procedencia y por el tiempo record en que se hizo la selección.

Los responsables de ayudar a Weiko en esta ardua tarea fueron Luis Miguel Climent, un artista de teatro de la comunidad WordPress de Valencia con el que coincidí en Chiclana. Juanma Civico (sí, no me he olvidado la tilde, es que no lleva), el cuarto granaíno en discordia. Con ellos estaba también el gran José Luis Losada, el voluntario decano de la comunidad WordPress de España, y Gorka Ruiz (alias Un tipo largo), que todavía se pregunta cómo llegó a esto del WordPress. Yo le respondo, de carambola y providencialmente, como todos, pero está claro que también, como a todos, le enganchó.

Este equipazo es responsable del alto nivel de tres días de charlas en esta “WordCamp gitana” que ha puesto a prueba nuestras fuerzas.

El equipo de diseño y Front-end

Uno de los equipos más poblados, capitaneado por Olga Molina, de la comunidad de Valladolid, y que ha contado con Iban Vaquero (líder de la WordCamp Irún de este año, que no se podrá celebrar), Juanka Díaz, un crack del front, Núria Ramoneda, que como yo, cambió su formación académica original por el mundo web; Roberto Tuñón, y Laura Carracedo, los cuales también fueron ponentes en WordCamp España, y con charlas muy potentes.

Todos ellos juntos han sido los responsables de “vestir” de gala a la WordCamp más grande en español jamás hecha (toma frase topicazo). Ojo, con la responsabilidad que ello conlleva. Y de hacer la web de WordCamp más bonita que he visto nunca.

El equipo de Webmasters

Aquí el líder tiró de experiencia. Uno de los que mejor conoce el código de WordPress, y con más tiros que la cantimplora de un vietnamita en la organización de WordCamps: Rafa Poveda.

He de destacar que, por lo que sea, en dos años que hace que lo conozco, hemos coincidido en varias WordCamps, la de Granada, mi primera fue donde lo conocí, pero apenas habíamos hablado. Y ha sido en esta, separados por casi 250 km de distancia, pero más cerca que nunca gracias a WCES y a internet, en la que más tiempo he hablado con él. Ha sido un placer y estoy deseando poder coindidir más veces y charlar con él, y oir sus historias sobre la comunidad y la evolución de WordPress, de la que tanto sabe.

Rafa tiró de un equipo también altamente cualificado, formado por gente que hacen apnea dentro del código de WordPress sin pestañear: Adrián Cobo, un showman de mucho cuidado, Javier Esteban (alias Nob Nob), cuyo fondo al revés en las reuniones de zoom despertó en todo el equipo el TOC. Y Marta Torre, azote de los “divilopers”. Como dijo Rafa, si no percibimos su trabajo es que lo hicieron muy bien. Y así fue.

Equipo del Contributor Day

Éste era el otro reto de esta WordCamp. Era la primera vez que se hacía un Contributor virtual. Se probaron múltiples herramientas, algunas muy locas. En serio. Y yo solo vi alguna de ellas, pero los de streaming y el contributor debieron pasarlo bomba buscando. Al frente de todo esto estaba Mariano Pérez, que junto a los dos Mowomo chiclaneros Paco Marchante y Roberto Miralles, tuvieron el gran reto de juntar a un porrón de personas virtualmente para que hablaran entre ellas y pudieran trabajar juntas.

Nos tuvieron en vilo toda la WordCamp, y al final fue todo un éxito. Realmente, la experiencia a través de Zoom, que ya habíamos vivido los días anteriores de charlas con las salas de preguntas, había sido bastante cercana a la de una WordCamp (siempre con las limitaciones que esto implica).

Pero la experiencia de Contributor online en una WordCamp fue altamente productiva, a decir por las opiniones de los líderes de mesa.

El equipo de mentores

Capitaneados por Ángel Zinsel, y formado por Guillermo Villar, José Manuel Ropero, Luis Miguel Climent (que compartía equipos), Pablo García, Rita Shimano y Santiago Becerra, tuvieron el trabajazo de mentorizar a los diferentes ponentes. Esta idea ya la pusieron en práctica en Madrid, y fue un completo éxito, y tenía que formar parte de WordCamp España 2020.

Y por último los presentadores

Los que ponían la cara. La carismática Carla Saiz, un encanto de persona, que ha vivido esta experiencia con una ilusión tremenda, y eso lo transmitía y contagiaba a cámara.

Fernando Tellado, qué cuando descubrió nuestro rinconcito en Jitsi, se asomaba de vez en cuando a pasar un ratito con nosotros. Sus pelos cambiantes entre presentación y presentación hicieron las delicias de crítica y público.

Jaime Gármar, pequeñito pero matón, que encontró su kriptonita en Iñaki, uno de los ponentes, que lo desactivó de una forma increíble. Pero esto para después.

Juan Hernando (alias Ciudadano B, o también el “cierra WordCamps”), que fue uno de los que se subió al carro de montar un mercadillo detrás suya como escenario para la presentación de la WordCamp.

Además, merece mención especial también el gran momento que nos dio Juan cuando Nilo Vélez se equivocó dándole paso a él en vez de a Jaime Garmar y ocurrió esto (véase el tenderete).

El gran momentazo de Juan Hernando dando paso a Jaime Garmar

Miguel Ángel Terrón, tuvo la osadía de rebautizar a nuestro Wapuu, cuyo nombre era “Okaeri”, y que él decidió que sería “Otaku”.

Y cerraba este elenco de presentadores Nora Ferreirós (aquí sí que hay tilde, ojo cuidao), cuya presencia frente a la cámara hipnotiza.

Todos ellos, junto a Pablo Moratinos, fueron la cara de WordCamp España 2020, y lo hicieron de escándalo.

Mi trabajo con el equipo de marketing

Como ya he comentado, el equipo de marketing lo formábamos Carlos M. Díaz y yo bajo las instrucciones de Sacra Jáimez, que era la responsable de equipo. Esto quiere decir que ella era la que asistía a las reuniones de organizadores diarias, en las cuales tomaban las decisiones que permitían que los demás trabajásemos luego en nuestras funciones.

Esto lo digo porque si, ya de por sí, todos le hemos echado suficientes horas a montar este chambao, en el caso de los responsables “ha sido Epic”, como diría nuestro líder.

El trabajo de fondo del equipo de marketing

Si cómo he dicho antes, el equipo de contenidos era la voz de WordCamp España, nosotros hemos sido el altavoz. Para empezar, cogimos las riendas de la cuenta de twitter @WP_ES, algo que dio un poco de vértigo al principio.

Luego creamos las páginas oficiales de facebook y linkedin, con lo cual ya estábamos creando dos canales nuevos de comunicación en el ecosistema de WordPress España. No sé si eso tiene o no trascendencia, pero no me había parado a pensarlo.

El equipo de marketing de WCES, conectados por videoconferencia
El equipo de marketing trabajando durante la WordCamp España

En el caso de Twitter, al menos desde el 1 de abril, que es desde que conectamos la cuenta de twitter de WP_ES con metricool, el balance de seguidores ha sido muy positivo, ya que aunque perdimos 383, hemos ganado 1048 seguidores.

Esto es normal, en las cuentas de las comunidades siempre sucede que, cuando de pronto la cuenta empieza a publicar a un ritmo infernal, haya seguidores que se vayan, mientras llegan otros que no la seguían o que no la conocían.

Balance de seguidores desde el 1 de abril hasta el lunes 11 de mayo de la cuenta de twitter @WP_ES

Es muy significativa la evolución que se ve con el trabajo de fondo que hemos ido realizando a lo largo del periodo de preparación de la WordCamp España, y el ritmo explosivo de publicaciones de los tres días del evento.

Crecimiento en Twitter:
+665 seguidores
+15,83 seguidores al día
+0,57 seguidores por tweet
+16 siguiendo
27,64 tweets al día
193,50 tweets por semana
Comparación del número de publicaciones diarias y el número de seguidores a lo largo del tiempo.

Fase pre-WCES

En la gráfica anterior se ve cláramente cómo ha sido el trabajo que se ha realizado a lo largo del tiempo. Si hablamos de una fase pre-WCES, nos referimos a todo el tiempo de preparación de la misma, que ha sido extremadamente corto (apenas un mes). En este tiempo publicábamos entre 4 y 12 ó 13 tweets, aunque hay que tener que algunos de ellos están mezclados con publicaciones que tiran del feed de otros blogs sobre WordPress como AyudaWP (por tanto, contenido ajeno a la WordCamp).

Los días previos

Las dos semanas previas a WCES se intensificó el ritmo de publicación a un ritmo de no menos de 15 tweets, pasando a una media de 30 tweets la semana previa al evento, en la que fuimos anunciando a cada uno de los ponentes, patrocinadores, instrucciones para asistir a la WordCamp, etc.

Esto último era particularmente importante. Al tratarse de la primera vez que se celebraba una WordCamp Online, había que comunicar muy bien cómo se asistía a este tipo de evento, algo que casi ni nosotros sabíamos cómo hacer.

Aquí fue fundamental el trabajo de nuestros compañeros Fernando y Eva, del equipo de contenido, que hicieron un trabajo fantástico creando posts en los que se explicaba todo muy bien.

Los días del evento

WordCamp España 2020 se celebró entre del 6 al 9 de mayo, desde las 16:00 h. CEST hasta las 20:00 ó 21:00 h. CEST, según el día. Por las mañanas teníamos publicada una batería de mensajes proporcionando diferentes tipos de información. Pero por otro lado, por la tarde, teníamos publicado un mensaje anunciando cada charla que iba a producirse. Esto nos evitaba mucho trabajo durante la tarde, que ya de por sí estaría cargadita.

A la vez que se producían las charlas, cada uno del equipo nos encargábamos de un track (había dos tracks) y el tercero se encargaba de dinamizar el juego.

Cada día lanzábamos un juego con un hashtag diferente:

  • #miWCES, con el que queríamos que la gente subiera sus fotografías de dónde estaban viendo WordCamp España Online. Algunos se montaron sets muy espectaculares, como Jose Ramón Bernabeu, que nos ganó de calle en profesionalidad del set a todos.
  • #comidaWCES, con el que queríamos ver cómo se lo montaban los asistentes para merendar o para comer mientras veían WCES. Aquí ganó de calle Álvaro Sánchez, que se metió un plato de habichuelas increible. Menos mal que la WordCamp no era presencial en este caso XD.
    Pero ojo a cómo se lo montó de nuevo José Ramón Bernabeu, y atención a la cara de desafío ante los platos.
  • #OKAERI, fue el concurso del último día, y con él queríamos ver cómo habían vestido los asistentes de WordCamp España a nuestro Wapuu. Esto tiene su explicación, y es que se puso, unos días antes, a disposición de los asistentes un recortable del Wapuu para que lo vistiesen de diferentes formas. La respuesta fue muy buena a lo largo de esos días.
José Ramón Bernabeu disfrutando de WordCamp España desde el salón de casa
José Ramón Bernabeu viendo WordCamp España desde su salón (Foto de José Ramón Bernabeu).
José Ramón Bernabeu con cara desafiante ante una mesa llena de platos de comida.
José Ramón Bernabeu, de nuevo se lo montó de lujo (Foto de José Ramón Bernabeu)
Los hijos de Mariano Pérez disfrutando con el Wapuu de WordCamp España Online 2020

Íbamos lanzando uno o dos tweets por cada sala, destacando algo de la ponencia, o comentando que estaba éste o aquel ponente hablando en ese momento y, sobre todo, retuiteábamos como locos todo aquello que la gente iba comentando en twitter.

Esto se tradujo en 306 tweets el primer día, 216 el segundo y 172 tweets el tercer día. Aquí se ve claramente cómo el cansancio iba haciendo mella, pero también se notó una diferencia de asistencia o de actividad de los usuarios de la cuenta de twitter de WordPress España. Esto es normal, tanto lo del cansancio como lo de que la gente tuitee menos con el paso de los días.

¿Se podría haber hecho mejor? Quizá, pero eso se ve ahora a posteriori, antes y durante el evento, esa fue la mejor forma que tuvimos de hacerlo, y creo que no estuvo nada mal. Como se suele decir: “una vez visto, todo el mundo es listo”.

Para mi, creo que el balance es muy positivo, sobre todo porque esta WordCamp ha servido para dar a conocer a un montón de gente la comunidad WordPress, lo que hacemos y lo que somos, y han sido muchos los usuarios que se han acercado a seguirnos. Ahora no podemos defraudar a esas personas.

Fase post-WCES

En el momento de escribir este artículo, estamos en esa fase. Estamos en la semana post-WordCamp, por lo que ahora toca cerrar el chiringuito, y lanzar los mensajes de agradecimiento. En ellos agradecemos a los patrocinadores, asistentes, organizadores, ponentes, etc.

Se trata de mantener la estela de WordCamp España 2020 durante unos días, recoger y dar difusión a los artículos que la gente va escribiendo sobre el evento y devolverles de alguna manera aquello que nos han dado en forma de difusión y visibilidad desde una cuenta con tantos seguidores.

Las otras cuentas

Como comenté al principio, creamos dos cuentas más completamente nuevas en redes para WordCamp España. Se trata de las cuentas de facebook y Linkedin. Al ser nuevas, los números no son tan espectaculares como los de Twitter, pero sí que se puede decir que son interesantes.

En el caso de facebook ganamos 168 seguidores desde que se creó la cuenta, lo cual no está nada mal. Y en el caso de linkedin se consiguieron 341 seguidores.

Gráfica en la que se muestra el crecimiento de seguidores en la cuenta de facebook de WordPress España. Los datos que muestra son:
+164 Me gustas
+2,88 Me gustas al día
+0,54 Me gustas por publicación
14,44 visitas de página al día
5,30 publicaciones al día
37,90 publicaciones a la semana
Crecimiento de seguidores en la cuenta de Facebook
Gráfica en la que se muestra el crecimiento de seguidores en la cuenta de linkedin de WordPress España. Los datos que muestra son:
+328 Seguidores
+5,75 Seguidores al día
+1,12  Seguidores por publicación
377,60 impresiones al día
73,46 Impresiones por publicación
5,14 Publicaciones al día
Crecimiento de seguidores en la cuenta de Linkedin

Tampoco quiero aburrir aquí más con números, pero me parece que la experiencia ha sido muy interesante como para analizar detenidamente los números y aprender de ellos.

Los detallitos

No quiero terminar de hablar del equipo y del trabajo realizado, sin hablar de los detallitos que han hecho especial esta WordCamp.

Puesto que aquí se planteaba la dificultad de ser online y no había forma de regalar botellitas, camisetas, etc, lo que comúnmente llamamos en el entorno el “swag” (nunca he sabido qué significaba esa palabra). Se planteaba el difícil reto de qué dar regalar a nuestros asistentes.

Pero una WordCamp es una WordCamp, y hay cosas que no pueden faltar, así que, en este caso, en el swag iban los descuentos que habitualmente ofrecen los patrocinadores, a través de correo electrónico. Eso más o menos se solventó. No hubo bolis de Weglot, una pena, pero sí que hubo acreditaciones, wapuu y camiseta. A ver, lo de la camiseta hubo que solucionarlo como pudimos.

Las acreditaciones

Creo que fue una de las cosas que más gustó, ya que la gente del equipo, en especial Nilo Velez, se curraron un sistema para añadir a nuestras fotos de perfil de redes sociales una especie de “chapa” que nos distinguía como organizadores, ponentes, patrocinadores o asistentes. Hay que decir que la respuesta fue muy buena y era mucha la gente que lucía su acreditación en sus perfiles de redes sociales.

Ejemplo de acreditaciones de Jesús Yesares (organizador), Álvaro Sánchez(asistente), Esther Solá (ponente) y Código Genesis (patrocinador)
Los diferentes modelos de acreditaciones de WordCamp España: Organizador, Asistente, Ponente y Patrocinador.

Fue emocionante ver cómo las redes sociales se iban llenando de chapitas de colores que recordaban que estábamos celebrando algo especial.

El wapuu

Como en toda WordCamp, es de recibo que tuviésemos un wapuu, y con este nos sentimos muy identificados, ya que se trataba de un wapuu casero, confinado, que se había quedado a gusto en su casa a ver la WordCamp. Se llamó OKAERI, que es una forma informal de dar la bienvenida al que entra a nuestra casa, y fue un pequeño homenaje a la creadora del primer Wapuu, una ilustradora japonesa llamada Kazuko Kaneuchi.

Wapuu de WordCamp España (Okaeri)
Okaeri, el wapuu de WordCamp España

Pero la historia del wapuu no queda ahí, sino que la WordCamp que más de cerca nos ha estado observando, que ha sido WordCamp Europe, también va a adoptar a nuestro wapuu, el cual se le ha cedido con mucho gusto.

Me encanta cuando suceden estas cosas, y se comparten elementos entre WordCamps. Lo mismo que cuando vimos la cartelería de nuestra WordCamp Granada en Chiclana.

La camiseta

Éste era un tema peliagudo, ya que era muy difícil hacer una camiseta y repartirla entre los asistentes. Al final, la opción que se tomó fue facilitar a todo el mundo los diseños, y que cada uno se hiciera su camiseta.

Es cierto que fue lo que menos se vio, excepto Adrián Cobo, que dio su charla con su camiseta de WordCamp España. No sabemos si eso tuvo que ver con la extraña charla que mantuvo con Matt durante la misma.

Adrián cobo mostrando su camiseta de WordCamp España Online
Adrián Cobo enseñándonos la camiseta, a sabiendas de que era de los pocos que la tenía

Algunos albergamos la esperanza de tener nuestra camiseta pronto. Será una de las que cuide con más cariño.

Y llegó WordCamp España Online

Si has llegado hasta aquí, tranquilo, no te voy a meter una chapa revisando todas y cada una de las charlas. Entre otras cosas porque apenas me enteré.

Hay que tener en cuenta que nosotros nos turnábamos entre Sacra, Carlos y yo de manera que, uno veía las charlas de la Sala A, otro las de la Sala B y el que quedaba, dinamizaba el juego con el Wapuu, ya que hicimos tres días de juego con el Wapuu.

Si estabas pendiente de los retuits fuera de lo que fuera, era muy complicado estar atentos a las charlas. Además, todo esto lo hacíamos con nuestra sala privada de Jitsi abierta, en la que estábamos nosotros, pero de vez en cuando entraba David o Materrón o Fernando Tellado. Cómo echo de menos esa sala.

La verdad es que era muy guay, porque estábamos viviendo ese ambiente de charla entre organizadores comentando cómo estaba funcionando todo. Era nuestra particular sala de las maletas.

Las Charlas

Tan solo voy a destacar algunas charlas que me gustaron y que, por supuesto necesito ver de nuevo como la de Wajari Velásquez sobre SEO (hablaba a 5x) o la de Nando Pappalardo sobre neuromarketing.

Hubo otras como la de Clara Ávila sobre newsletters, que vi, pero que necesito ver de nuevo para aprovechar al máximo. Y es que esta chica es una mina. Lo mismo me ocurre con la de Vanesa Gómez sobre membership sites o Itziar Sistiaga sobre escritura. Todas ellas os las pongo como deberes para casa.

Pero si hubo un momento espectacular fue la charla de Iñaki Martín. Iñaki es un chico ciego de la comunidad de Valladolid, que habló de herramientas automáticas para la accesibilidad web. Su charla ya es un espectáculo de por sí. La capacidad que tienen estas personas de manejar un ordenador con el teclado me resulta apabullante, y he de decir que me acompleja un poquito. Se mueven por la pantalla a una velocidad increíble. El lector de voz va a mil por hora y además tienen que aguantar todas las cabronadas que les gastamos todos cuando se nos olvida que están ahí. Por eso es tan importante que todos, programadores, diseñadores, creadores de contenido, etc aprendamos algo de accesibilidad, al menos lo mínimo, para no fastidiar a estas personas.

En este punto se dio un momento muy cómico, Jaime Garmar era el moderador, y le leía las preguntas del público. Iñaki lo va comentando todo, y aparte de curarse en salud amparándose en el código de conducta varias veces (el chico es muy respetuoso con eso), hubo un punto en que corrigió a Jaime diciendo que no había entendido la pregunta. En el Whatsapp de organizadores nos revolcábamos de la risa.

Jaime llevó todo esto con mucha profesionalidad, todo sea dicho.

Matt Mullenweg

Hubo un momento de la WordCamp que nos excitó especialmente a los organizadores. Días antes ya nos avisaron de que iba a haber una sorpresa, y no nos lo creíamos cuando se confirmó que Matt Mullenweg iba a estar presente en WordCamp España.

Se trataba de un Q&A (preguntas y respuestas) al dueño de Automattic, que conduciría el no menos importante Matías Ventura, líder del proyecto Gutenberg, lo que hoy es el editor de WordPress.

No puedo decir que me enterara de mucho, porque a la vez tenía la sala de Jitsi abierta, con Materrón haciendo chistes, David haciendo “traducción simultánea”, y alguno más haciendo bromas. En cualquier caso, me lo pasé bomba y fue muy emocionante.

La sesión de preguntas y respuestas de Matt Mullenweg y Matías Ventura.

Como publiqué en uno de los tweets de la cuenta oficial de WordPress España, estábamos haciendo historia en ese momento. Y parece que así fue. Matt comentó que el formato online había venido para quedarse, ya que unía a muchas personas de distintos lugares. Y así creo que es, si bien las WordCamps presenciales nunca podrán ser sustituídas.

Pero ¿hubo ambiente de WordCamp?

Rotundamente sí. Se habilitaron dos salas de Zoom, una para cada track, donde cada ponente debía ir tras su charla, y así poder responder preguntas a los asistentes. Esas dos salas estaban moderadas fantásticamente por Jose Luis Losada, el decano de los voluntarios y Eva García Gallego.

Lo bonito de esto es que ahí es donde nos encontrábamos, nos saludábamos, conocíamos a otras personas. Algunos entrábamos como elefante en una cacharrería al tener varias salas abiertas y olvidar mutear el micro…

También estaba ese factor de, “me quedaría más, pero quiero ir a la Sala A, que está nosequién dando su charla”.

Pero por otro lado estaba la habitación de las maletas. Nuestro canal de Jitsi, que en el que casi siempre estábamos los del equipo de marketing, pero en el que empezaron a venirse otros como el gran Fernando Tellado, Materrón, David Pérez, o nuestro líder Pablo Moratinos.

Reunión en jitsi después de la jornada de trabajo en WCES
La sala de Jitsi, que hacía las veces de sala de las maletas y donde nos reuníamos al terminar la jornada para comentar la jugada.

Esa sala de Jitsi fue donde, tras cada jornada, nos juntábamos todos los organizadores para comentar la jugada. También fue donde nos juntamos para aparecer en la clausura saludando al público, y finalmente donde se celebró el after party.

El after party

El after party merece un apartado. Cuando terminamos, nos juntamos para comentar la jornada, como hacíamos cada día, pero había ganas de pasar un rato juntos. Algunos nos fuimos y volvimos para poder tomar un tentenpié, y poder echar un rato más. Nos reímos un montón, y como siempre, yo soy defensor de los after party en los que se pueda hablar. Chiclana fue uno de ellos, y la WCES ha sido el otro. La prueba de que nos lo estábamos pasando bien es que la fiesta duró hasta tarde, pero sobre todo, es que se produjo un episodio “Resacón en Managua”. Éste me lo perdí, porque yo soy un señor mayor y me fui a la camita a la una de la madrugada.

Pero hubo algunos sospechosos habituales que, ante la posibilidad de asistir a una meetup en Managua e irse a la cama, eligieron la opción inverosímil. Y a eso de las tres de la mañana se metieron en una meetup online nicaragüense. Esto ocurrió porque teníamos con nosotros a dos de los ponentes de la WordCamp, que eran de allí y que, cuando se despidieron porque tenían que ir a la meetup, probablemente pensaron que los españoles se irían a la cama. Nada más lejos. No los conocían bien.

Resacón en Managua
Parece que quedó constancia de lo que ocurrió esa noche. Cartél realizado por Nilo Vélez.

El contributor day de una WordCamp online

Nadie tenía claro cómo podía ser un contributor day online. Quizá haya sido uno de los secretos mejor mantenidos después de la presencia de Matt Mullenweg.

Se probaron múltiples opciones como una aplicación en la que se veía un salón, todos estábamos en mesas y saltábamos de una a otra. Era graciosa, pero poco práctica por permitir tan solo 6 miembros por mesa. Aunque finalmente, lo que produjo el rechazo de la aplicación fue que no era accesible.

He de reconocer que, aunque la aplicación me gustó al principio, la prueba que hicimos fue un caos, y acabé con la cabeza como un bombo.

Zoom se convirtió en la alternativa real, era accesible, con la opción de pago era posible hacer diferentes salas que, a su vez podían contener subsalas donde se podían apartar pequeños grupos para trabajar mejor (quizá esta función debería estar mejor resuelta visualmente).

La mañana del contributor quedamos Sacra y yo para preparar cosas de la mesa, aunque al final acabamos tratando de resolver el asunto de que Zoom cogiera los permisos de administración gracias a la licencia que nos proporcionaba la WordCamp. En esto terminamos con Jose Luis Losada, Nilo Vélez y Rocío Valdivia viendo el armarito lleno de wapuus de peluche para la criatura que trae al mundo Rocío. Quizá esto explique mejor cómo se acaba en una meetup online en Managua.

Todo esto me dejó apenas una hora para hacer la comida y comer, y enseguida estábamos abriendo la mesa de marketing del Contributor Day, de la que Sacra era responsable y yo le echaba una mano.

Como siempre, la mesa de marketing atrae gente, y gente de todos los niveles. Y el problema aquí fue el de siempre, dar de alta la cuenta de slack para algunas personas.

Pero he de decir, y creo que en esto coincidimos varios miembros de las mesas, que el formato online agilizó el proceso de enseñar a dar de alta a la gente en la cuenta de slack.

No me pasé la tarde entera en la mesa de marketing, hubo un rato (que quizá se alargó demasiado) en que dejé a Sacra sola ante el peligro (ella se basta de sobra, pero no estuvo bonito), y me pasé por la mesa de accesibilidad. Allí estuve un rato hablando con Vicent Sanchis e Iñaki, y pasamos un rato muy bueno. Aparte de que tenemos mucho interés en que ambos equipos vayan de la mano y se ayuden uno a otro.

Luego, ahí es donde se me fue gran parte del rato, me pasé por la mesa de soporte, pero ocurrió algo que me gustó mucho. Allí estaba Rafa Poveda, con el que habré coincidido en la mitad de las WordCamps en las que he estado en los últimos dos años, pero con el que apenas había hablado nunca. Y aquí tuvimos una charla muy interesante sobre historia de las WordCamps. Fue uno de esos momentos mágicos en los que se produce el acercamiento a otros miembros en estos eventos.

Pero Sacra me requirió y volví a mi mesa, que ya la había abandonado suficiente rato a la pobre.

Fin de fiesta

Podemos considerar que el fin de fiesta se produjo el viernes con la clausura por parte de Pablo Moratinos, Carla, Sacra y David, y luego con el after party.

Pero también con la reunión final de los organizadores y responsables de mesa tras el contributor day en Jitsi. Ahí además se hizo pública la URL y entraron algunas de las personas que participaron del contributor, y estuvimos un rato compartiendo reflexiones, etc.

Pero en este caso terminó pronto, quien más y quien menos tenía que atender a su familia, y aunque estábamos en ese punto en que no queríamos despedirnos nunca, pero había que volver a la realidad.

Mis reflexiones finales

Mi balance de la WordCamp es tremendamente positivo. Ha sido una experiencia completamente nueva, pero en la que he aplicado todo lo que aprendí en la comunicación de la WordCamps anteriores.

Trabajar guiado por Sacra, y en compañía de Carlos ha sido un reto, y a la vez un gustazo. Hemos pasado momentos muy divertidos, momentos de agobio. No hay que olvidar que estábamos en pleno confinamiento, para nosotros la carga de trabajo, gracias a Dios, había aumentado, y añadir el peso de montar una WordCamp, por muy online que fuera a todo esto, ha sido duro.

Pero organizar una WordCamp engancha, y es como una droga, y la recompensa que supone el reconocimiento de los asistentes, ponentes y patrocinadores al trabajo bien hecho, no tiene precio.

Por supuesto que ha habido errores, por mi parte, no sería yo si no lanzara algún mensaje metiendo un patón del quince como el día que anuncié las charlas del jueves 6 (cuando el jueves era el 7), pero bueno, dudo que nadie se diera cuenta, salvo la persona que avisó a Sacra del fallo. Y si no, lo bueno es que nos lo perdonan, porque saben que esto lo hacemos voluntariamente y por amor al arte y a WordPress.

También hay nubarrones que ensombrecen a veces el día, pero el equipo estaba tan cohesionado y seguro del trabajo bien hecho, que al final, se demuestra que siempre sale el sol.

Ha sido una WordCamp muy observada. Una WordCamp de primeras veces (primera vez que se hacía un contributor online, o que se emulaba el pasilleo virtualmente). El mismo Matt Mullenweg se interesó por ella. Tanto que nos visitó. Tuvimos el privilegio de dar el relevo a WordCamp Europe, a sus dos leads organizers, uno de los cuales tenemos el privilegio de que sea nuestra Rocío Valdivia.

Precisamente WordCamp Europe ha estado siguiendo con mucho interés nuestro evento, que podemos decir que ha sido su versión beta.

Si bien al principio decíamos que WordCamp España online era algo que se celebraría una única vez, por las circunstancias que estábamos viviendo, también es cierto que tras su finalización, nos hemos dado cuenta de que las WordCamps presenciales son buenas, pero que las online también. Una WordCamp online acerca a personas de lugares muy alejados entre sí, y crea lazos muy interesantes de colaboración entre comunidades muy dispares. Y por tanto creo que le da más fuerza aún a WordPress.

Ya era un orgullo haber formado parte de este equipo y de este evento, y espero poder decir yo fui organizador de la primera WordCamp España online, porque eso significará que hubo muchas más.

Solo me queda dar las gracias. A todo el equipo de organización, he conocido a gente fantástica, y a los que menos he podido tratar, espero conocerlos mejor en futuros eventos de este tipo o directamente en un a WordCamp presencial.

Tengo que dar las gracias de nuevo a Pablo Moratinos y a Sacra. A los dos por confiar en mi, no sabéis el bien que me habéis hecho a nivel personal con esto. Gracias a vosotros he tenido un objetivo durante este confinamiento en el que, seguramente no me habría aburrido, pero que habéis mejorado infinitamente dándome un motivo sólido por el que trabajar.

Quiero recordar que todo esto se ha producido en unas circunstancias dramáticas, Pablo tuvo el detallazo de que ese fuera su primer recuerdo hacia las víctimas. A todos de alguna manera nos ha tocado, entre las filas de nuestros compañeros de organización hubo quien había perdido en los días anteriores a la WordCamp a seres queridos. Por eso os dedico este artículo especialmente a vosotros.

Por último recomiendo encarecidamente leer las crónicas de dos grandes:

12 comentarios en «WordCamp España Online 2020, vernos en tiempos de confinamiento»

  1. ¡Peazo post, Jesús!

    Que la gente se va a tener que coger otra tarde libre para poder leerlo entero. 😛

    Bromas a parte, enhorabuena por la parte que te toca y por formar parte del dream team que hizo posible esta WordCamp tan ESPECTACULAR.

    Un abrazo y ya dejamos el revolcón para otra ocasión, ¡jeje!

    Responder
    • Muchas gracias Nahuai, estoy empezando a pensar que, si Fidel Castro hubiera ido a WordCamps, habría escrito un post así XD

      La verdad es que lo pienso, y ha sido el trabajo espectacular de un equipazo, que lo ha hecho posible en conjunto. La elección de Pablo y luego de los diferentes responsables de equipo tiene gran parte de la culpa.

      Un abrazo muy grande. Me debes un revolcón WordCampero XD

      Responder
  2. ¡Hola Yisus! Una review de las que a mí me gustan ¡Ole!
    Muchas gracias por dar tanto a WCES. Has sido un compañero maravilloso y estoy seguro de que tanto Sacra como yo estaríamos encantados de volver a tenerte en un equipo de organización. Y creo que eso es lo mejor que se puede decir de un compañero 🙂
    Un abrazo muy fuerte

    Responder
  3. Gran resumen del evento. Que interesante es leer todo lo que hay detrás de este gran evento.

    Y muy provechoso todo lo que cuentas de marketing y cómo habéis planteado los contenidos y las redes sociales.

    Un abrazo

    Responder
    • Muchas gracias Fernando, qué puedo decir. Tú comentando en mi blog.

      Lo de metareseña no sé si es bueno o malo, pero como le he dicho a Nahuai, empiezo a tener complejo de Fidel Castro XD

      Ha sido un placer trabajar con vosotros.

      Un abrazo

      Responder
  4. Pedazo de review que se ha marcado señor Yesares. Un post muy bien estructurado. Respecto a la WCES, espectacular, ¡mi más sincera enhorabuena!

    Me ha gustado absolutamente todo y ha sido un honor poder ser ponente. Es increíble lo que habéis conseguido en tan poco tiempo y estoy encantado por la clara apuesta por la accesibilidad del evento.

    El ratito que coincidimos en el Contributor es de los que se quedan ahí en la memoria para las anécdotas en el futuro.

    Un abrazo!

    Responder

Deja un comentario